fbpx

El nuevo recorrido permite conocer Bolacuá y Termas del Guaychú. Además de los excursionistas locales, esta vez también se unieron algunos turistas que estaban de visita en la ciudad.

Pasada las nueve y media de la mañana, partió desde la plaza San Martín el nuevo circuito del tour de concientización turística apuntado a conocer los atractivos turísticos ubicados en la zona oeste de Gualeguaychú.

El recorrido de ayer ofreció un nuevo paseo náutico por el Río Gualeguaychú, pero una vez finalizado, en vez de ir hacia la zona del Parque Unzué y las Termas de Gualeguaychú, el micro rumbeó hacia Urquiza al oeste para conocer dos puntos muy atractivos para los visitantes de la ciudad: Bolacuá Hotel de Campo & Spa y el complejo Termas del Guaychú, ubicado sobre la ruta 14.

La primera parada del nuevo recorrido fue, precisamente, el hotel de cuatro estrellas ubicado a la altura de la Parada 10. Emplazado en un predio de más de 10 hectáreas, los excursionistas pudieron disfrutar de un recorrido guiado por el conglomerado de instalaciones: las dos piletas, el salón de spa y la granja de animales, donde dos pavos reales, uno de ellos blanco, desplegaron todo el esplendor de sus colas para el deleite de los visitantes.

Además, Bolacuá es el único lugar “All inclusive” en la ciudad, por lo que con la tarifa de alojamiento quedan cubierto todos los demás gastos, tanto de comida y bebida como para las actividades y servicios ofrecidos, como caminatas al aire libre, clases de gimnasia, de baile, tenis recreativo y acceso a la sala de cine, donde presentan tres película por día.

Y la parada final fue precisamente Termas del Guaychú, el complejo ubicado sobre la ruta 14 y el primero en toda la ruta de complejos termales entrerriano para los que vienen desde la zona de Buenos Aires.

Una vez allí, la excursión visitó las diferentes piletas –tanto las termales como las de agua dulce– y conoció las diferentes propuestas del complejo, porque no sólo va la gente a relajarse con el agua caliente, sino que también hay muchas propuestas para los que disfrutan del “Turismo Natural”: Caminatas guiadas por montes nativos y el Arroyo Gualeyán, paseos en kajak y pesca recreativa, entre otras.

Además, el complejo cuenta también con una de las siete reservas naturales que hay en Gualeguaychú, y con una caminata guiada se pueden apreciar de cuatro tipos de montes diferentes: Monte Parque, Monte Chaqueño, Monte en Galeria, Monte Negro.

Por último, el complejo termal se transformó poco a poco también en una opción para viajes estudiantiles y de egresados: este año recibieron a más de 1400 chicos de sexto grado de todo el país que eligieron los atractivos que hay allí en el predio para disfrutar sus viajes de fin de año.

Perlitas de un viaje cercano a todos

Aunque ayer se arrancó directamente con el paseo náutico por el Río Gualeguaychú, la idea es que el paseo oeste contenga también el mismo comienzo que el tour original: plaza San Martín, Casa de Haedo y Capilla de los Fundadores, para aprender todo sobre la fundación e historia de Gualeguaychú.

Un hecho curioso sucedió en el puerto, al comienzo del paseo, cuando dos turistas se acercaron a la comitiva intrigados por el paseo que realizaban. Luego de que el guía de la excursión, Felipe Tommasi, invitó a Carlos y a Graciela, oriundos de la localidad bonaerense de Magdalena, a unirse al paseo y ambos aceptaron gustosos.

“Ya conocíamos Gualeguaychú, hemos venido muchas veces. Pero ahora nos hemos encontrado con un montón de propuestas que no sabíamos que existían o que desconocíamos que eran tan atractivas”, mencionó Graciela.

Otro de los que fue parte de la comitiva fue Eugenio Jacquemain, ex presidente y actual miembro de la Comisión de Carrozas Estudiantiles. Aunque dijo que conocía mucho sobre la ciudad, afirmó que la idea le parecía fantástica y hasta habló de manera informal con María Luz Villagra, creadora del programa y los paseos, para ver las posibilidades de hacer algo similar pero con los jurados que todos los años vienen a la ciudad para elegir a la carroza ganadora del desfile.

Otro de los locales que aceptó ser turista por un día en su propia ciudad fue el jefe del Aeródromo de Gualeguaychú, Nicolás Garbino, que rememoró las muchas veces que realizó el trayecto ese de Urquiza al Oeste para ir de su casa al aeropuerto de la ciudad, tanto por sus funciones como por las veces que acompañó a su padre a ese mismo lugar, donde se desempañó en el mismo puestos que él ocupa actualmente.

Muchas risas, mucha diversión y mucho asombro que varios tildaron de insólito debido a que todo eso que se conoció hasta ayer, antes de las nueve y media de la mañana, muchos ni siquiera notaban o sabían que existía.

Fuente: Diario El Día de Gualeguaychú.