fbpx

Desde que comenzó el 2022 la ciudad ha sufrido cortes de luz en reiteradas ocasiones; lo cual lleva a cuestionar si el problema se prolongará durante toda la temporada de verano o si la Cooperativa Eléctrica lo resolverá como corresponde.

Cada vez que una elevada ola de calor golpea la ciudad, distintas zonas de Gualeguaychú padecen de cortes de energía eléctrica, desde varios minutos hasta horas interminables.

Las razones que la entidad responsable ha dado, no impiden que miles de familias padezcan de dichos cortes, ni que sufran la pérdida de alguno que otro electrodoméstico quemado tras los abruptos golpes de energía eléctrica. Sin contar a los miles de negocios y locales gastronómicos que han perdido mercadería tras echarse a perder por las horas y horas sin luz.

El sector turístico es uno de los sectores que más está padeciendo los cortes; los prestadores deben dar la cara ante personas que vienen a descansar y disfrutar de la ciudad y, en vez de eso, se llevan como vivencia una muy mala experiencia que, probablemente, reproducirán entre sus familiares y amigos, dando una pésima publicidad del boca en boca.

Desde la Asociación de Hoteleros y Gastronómicos queremos disculparnos con las miles de personas que han visitado la ciudad, hospedándose o yendo a comer, y que han tenido que soportar los malos servicios brindados por cuestiones ajenas, tanto en los centros de alojamiento como en los comedores. Una ciudad turística en crecimiento y que pretende ser de calidad debe brindar servicios de calidad.

Cada vez que se le cuestiona a la cooperativa sobre los cortes reiterados de luz, la respuesta siempre es la misma, obviando el hecho de que las palabras no resuelven los problemas y que las personas ya no creen en respuestas vacías y carentes de solución. Si no invierten o si mal invierten, los problemas continuarán existiendo, provocando a una población que día a día se cansa más y más por las falta de acciones.

Después de dos años de pandemia, donde el miedo y el dolor inmovilizaron al mundo entero, resistiendo aún las consecuencias de un parate histórico en el sector, con la esperanza en mano de que solo fuera un mal recuerdo, se esperaba que esta temporada floreciera y sin embargo estos cortes de luz están sumando preocupaciones a las que ya se tiene por la actual ola de COVID.

Un año en que por fin el carnaval, símbolo de la ciudad, regresaría con todo su brillo y esplendor, fue opacado por estos constantes cortes de luz.

La duda continúa en el aire: ¿El próximo fin de semana volverá a fallar la energía eléctrica en la ciudad? ¿Qué sucederá para el Fin de Semana Largo de Carnaval? Pues a la respuesta solo la tiene la Cooperativa Eléctrica; mientras tanto, a los ciudadanos, a los prestadores turísticos y a los turistas nos queda confiar en que la entidad cumplirá en brindar un servicio por el que se le paga mes a mes. Y de no ser el caso se les debería exigir un resarcimiento por la falta del servicio brindado.