fbpx

Desde la Asociación de Hoteleros y Gastronómicos felicitamos a todas las personas que este fin de semana largo de Carnaval, trabajaron para brindarnos una ciudad más segura y tranquila.

Después de años de ver a nuestra ciudad sumergirse en la locura del alcohol, la droga, la informalidad y el descontrol durante el fin de semana largo de Carnaval, este 2020 podemos decir que por fin se logró dar un paso más que importante hacia un punto de equilibrio, donde los distintos tipos de turistas pudieron disfrutar de su tiempo libre, en la libertad de no encontrarse una ciudad atacada por el disturbio de una masa descontrolada.

Los operativos realizados en coordinación entre inspección general, tránsito, defensa civil, salud, higiene urbana, espacios públicos y policía, dieron su fruto en el transcurso de estos cuatro días.

No sólo los turistas que vienen a nuestra ciudad a pasear, descansar y disfrutar de algo diferente pudieron gozar de este fin de semana, sino que el local, olvidados por años durante estas fechas, pudieron transitar por sus amadas calles de manera apacible.

Del mismo modo se vivió en los gastronómicos ubicados por Costanera, como así en los boliches, cervecerías y playas, quiénes recibieron a cientos de personas en un ambiente tranquilo. El control minusioso realizado por la municipalidad frente a la informalidad que ha caracterizado la zona durante años, llevó a los turistas a consumir la oferta formal.

Durante este fin de semana también se vivieron excepciones puntuales donde ciertos hechos mostraron residuos de aquellos años caóticos, marcando que aún tenemos que seguir trabajando para pulir y mejorar las labores.

Lograr una ciudad turística donde todos puedan disfrutar de su belleza, sus espacios y del libre tránsito es una tarea difícil cuando la ciudad desborda de personas, es por ello que este año aplaudimos el trabajo que se ha llevado a cabo para alcanzar una meta que llevó su tiempo conseguir.

Una ciudad turística se construye todos los días y entre todos.