fbpx

Presidentes de filiales de la costa del Uruguay de FEHGRA Entre Ríos piden que Gobierno sea “realista y precavido” con los números publicados por la Secretaria de Turismo.

 “Desde la secretaría de turismo de la provincia se manejan números aparentemente prometedores cuando la realidad ha demostrado lo contrario durante los primeros días del año” dejaron en claro mediante un comunicado Leandro Lapiduz, Marcelo Giachello y Mario Delasoie, presidentes de las filiales de FEHGRA en Concordia y la región, Gualeguaychú y Colón.

“Dar noticias masivas de que estamos trabajando bien y somos el tercer destino elegido es un arma de doble filo, los privados estamos corriendo con altos niveles de endeudamiento con proveedores públicos y privados por lo que lo que menos necesitamos es que se diga que estamos pasando bárbaro siendo un destino super elegido, la realidad es que las mesas de los restaurantes y las habitaciones de hoteles demuestran lo contrario, la única verdad es la realidad” asegura Leandro Lapiduz.

Por su parte Marcelo Giachello de Gualeguaychú dijo que “la realidad es que durante el tiempo transcurrido la estadística real llevada adelante por el sector privado, que nuclea a todos los establecimientos, demuestra que apenas se ha trabajado entre el 40 y el 50% de lo permitido” (teniendo en cuenta que por protocolo sanitario los alojamientos sólo pueden recibir el 50% de la ocupación que cada prestador hotelero podría alojar del total) “eso implica que los alojamientos han trabajado en realidad entre el 20 y el 35% del total de capacidad que abarca el inmobiliario hotelero”.

Cabe aclarar que existen diferentes tipos de alojamientos, el mayor porcentaje de turistas ha elegido cabañas y bungalows que por sus características propias son unidades totalmente independientes, en detrimento de los hoteles.

“Los números que se divulgaron pueden hacer creer la falsa ilusión de que los establecimientos están trabajando de una manera tal que podrían hacer frente a las deudas contraídas durante los 10 meses en que estuvieron cerrados. Esto es totalmente erróneo, la mayoría de ellos especialmente los de estructura importante y con alta dotación de personal a cargo, están trabajando a pérdida.

Este tipo de información pone en riesgo que desde Nación decidan no continuar otorgando las ATP que son esenciales para cubrir parte de los sueldos de los empleados, como así el hecho que desde AFIP, ART, los bancos, las empresas de servicios, los proveedores y el Estado en sí comiencen a exigir el pago de las deudas, cuando apenas hace 20 días se comenzó a trabajar por debajo de las expectativas que se tenían para estas fechas aún en pandemia” agrega Mario Delasoie (Colón).

Por otra parte los números elevados de casos que han salido a la luz en la provincia juega muy en contra de la promoción turística de “provincia cuidada”, ya que asusta a los posibles turistas que deseen visitar Entre Ríos cancelando varias reservas en el camino.

Es importante mencionar que los casos elevados fueron producto de las fiestas clandestinas de ciudadanos locales realizadas principalmente durante las fiestas. Que no ha habido casos de turistas que hayan enfermado o que hayan traído consigo el virus.

Los protocolos realizados en todo el sector hotelero-gastronómico son llevados a cabo de una manera puntillosa, porque se sabe que un cierre temporal por casos COVID puede llevar al cierre total del establecimiento, dejando a familias enteras sin trabajo. La responsabilidad y el cuidado recaen, entonces, en la ciudadanía y en el Estado que debe controlar.

“Debemos ser honestos con nosotros mismos y dar los números reales que se manejan, explicar en detalle cómo está funcionando el sector turístico y continuar cuidándonos entre todos, con más respeto y responsabilidad hacia el que tiene que trabajar” aclaran los dirigentes.